FANDOM



MIMMO PALADINO UTILIZA EL CUERPO COMO INSTRUMENTO...(ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA)


HISTORIA

Domenico Palladino, (Benevento 1948), ha generado una prolífera e interesante producción, que merece la pena redescubrir. Amante de la cultura mediterránea y afijo al movimiento pictórico de transvanguardia, ha sabido abrirse un hueco importante en el mundo del arte contemporáneo.

Influido también por la antropología, siente fascinación por el arte clásico, centrándose en las culturas africana, brasileña y muy especialmente, en la grecolatina, que le ha inspirado obras escepcionales. Al mismo tiempo, es un amante fiel de las técnicas escenográficas, habiendo participado en multitud de montajes teatrales alrededor de toda Italia.

Precisamente, esta doble vertiente está recogida en, “I DORMIENTI”, (Los dormientes en Castellano), una colección de 25 figuras en bronce. La obra se fundamenta en los hallazgos humanos encontrados en la ciudad antigua de Ponpeya, habitantes condenados a permanecer toda la vida en la misma posición. Asimismo, recrea a unos cuantos cocodrilos.

Esta colección fue confeccionada para verse desde el exterior, como una exposición al aire libre. Así, fue colocada en la fonte delle fate, de la ciudad sienesa de Poggibonsi, en el norte de Italia.

Oranizada en el año 1998, por los marchantes Angela Vattese y Matzner Florian, tuvo una gran repercursión, seduciendo a personas venidas de todos los rincones de la península itálica. Tanto es así, que en 1999, fue instalada en la raundhouse de Londres, donde permanece.

En el año 2004 pasa a formar parte del entorno paisajistico del aclamado palacio de Caserta, conferiéndole un aspecto distinto, muy alejado de su estilo clasicista, pero hermoso, al mismo tiempo.

Allí, los durmientes decoran el agua del paseo, asomándose tímidamente hacia su portada trasera, como descansando en lo que parece a primera vista, un sueño que se hace eterno.

ANALISIS DE LA OBRA

Los dormientes es una de las obras más importantes de Mimmo Palladino. Con 25 piezas, contiene alguno de los pensamientos fundamentales del artista nacido en la provincia campaniana de Benevento.

Enamorado del teatro, las estatuas tienen un evidente carácter escenográfico, subrayado, quizás, por su ubicación al aire libre. Así, cada una parece interpretar un papel, ¿pero cuál?

Porque si nos detenemos un instante en estos seres que navegan en el agua, surgen algunas preguntas. Por ejemplo, ¿se lamentan o son felices?, ¿están durmiendo o muertos?, ¿están a la deriva o allí anclados por sus propias convicciones?

Son cuestiones dificiles de matizar. La respuesta está en cada espectador, ya que el arte no significa los mismo para todo el mundo y como la mítica mueca de Monalisa, es cuestión de perspectiva.

Sin embargo, yo creo que ese atisbo de meláncolia, esa sensación agridulce, está plenamente justificada. Se trata de un recurso que Palladino utiliza como motor que regula la obra.

“I dormienti” tiene un precedente en la historia. La colección está basada directamente en los hallazgos arqueológicos de Pompeya, en los cuerpos carbonizados que permanecieron ocultos hasta el siglo XVIII.

Palladino, amante de las culturas ancestrales, del mediterráneo y porqué no decirlo, de su propia localidad, utiliza estos hechos, como un elemento de inspiración, captando la esencia vesuviana.

No podemos obviar este documento. Por un lado, la estatua adquiere un matiz terrorífico. Se trata del horror ante el advenimiento de la muerte, del sueño sin retorno, de la vida que ya no va a volver. Por otro, revela todo lo contrario, la existencia más allá, el cuerpo humano como obra de arte que prevalece y se convierte en instrumento y objeto de venero.

La imagen puede apreciarse como un punto entre dos realidades antagonistas. Los dormientes navegan errantes en el agua de Caserta. Su posición fetal, nos traslada al principio de la vida, rodeados de líquido admiótico y soñando antes de despertar y vivir. Pero, ¿quién dice que ese sueño tiene final?, ¿es posible que estemos al lado de una alegoría sobre las edades del ser humano?

Pero esta dualidad no debería de monopolizar el análisis, ya que hay otras cuestiones que merece la pena tener en cuenta.

En su versión original, los dormientes viven rodeados de cocodrilos. Quizás, estamos hablando sobre los peligros del ser humano, que nace desnudo y ajeno a las calamidades que hay detrás del espejo de los sueños.


Aparte, hay otras estatuas que permanecen en la tierra, tapadas por troncos de madera o vasijas de barro en cualquier esquina. De esta forma, se subraya la idea del devenir, como niños a punto de nacer, saliendo de la maceta y guareciéndose en el árbol. El hecho de que se encuentren en un teórico desorden, alimenta la angustia del ser humano, que nace desnudo, alejándose de los placeres del vientre materno.

Algunos otros carecen de manos, o han perdido la cabeza. Volvemos así, a la idea de la muerte, del caos, en contraposición a la de la vida que comienza.

Los habitantes de Pompeya, finalmente, no murieron por nada, sino que redescubriron la eternidad a través del arte, siendo considerados objetos de venero.

La obra de Mimmo Palladino seguirá presente en diferentes puntos del mundo para ser contemplada, revelando una vez más, su complejidad y, por qué no decirlo también, su sencillez.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar